Ir al menú
Ir al contenido

STEVIA
Stevia rebaudiana (Bert.)

Indicaciones

Diabetes, tensión arterial, sobrepeso, Candidas albicans, micosis, indigestión... Uso externo: psoriasis, eczemas, alergias, arrugas ...

Descripción

Composición :
Hojas secadas o polvo

Parte utilizada :
Hojas

La stevia es un arbusto pequeño de la familia de las Crisantemos con nombre botánico Stevia rebaudiana bertoni. Es nativa de Sudamérica. El científico Antonio Bertoni describió la planta por primera vez en el año 1887. Puede encontrarla en las montañas de Amambai, en la frontera entre Brasil y Paraguay. Los esteviósidos, su contenido principal, en el estado puro es 300 veces más dulce que el azúcar. Los guaraníes la usaron ya en la época precolombiana para endulzar sus comidas o sus infusiones de hierbas, entre otros el té sano del lapacho. Llamaron a la planta "ka’a-he’e“ que significa "hierba dulce", "hoja de miel" o traducido literalmente "suerte dulce". Desde hace bastante la usan nuevamente en Japón y América para endulzar de forma natural los alimentos y bebidas, como el té verde. Varios estudios realizados en Japón y en otros lugares demuestran que la stevia no tiene efectos secundarios. Contiene varias sustancias nutritivas pero practicamente ninguna caloria. Ya que no es azúcar, no perjudica a los dientes, ni influye en nivel de azúcar en la sangre en diabetes mellitus. Más bien puede influir esta enfermerdad de forma positiva por su contenido variado. Éstos ayudan a mantaner el nivel de azúcar en la sangre. Los nativos aprecian su efecto positivo en diabetes, hipertensión arterial e infecciones. 1 gramo de la esencia del polvo, que está compuesto de un 91% de esteviósidos, equivale a 250 gramos de azúcar. Consigue el polvo de color verde de stavia cuando muelen las hojas. Primero secan las hojas para su uso posterior directo o molido. Así contiene aproximadamente el 10% de esteviódisos y es todavía 15 veces más dulce que azúcar.

Las hojas contienen muchos oligoelementos naturales, como hierro, silicio, cobalto, manganeso, calcio, magnesio, selenio, estaño, cinc, vitamina C, Beta-carotena, niacina, tiamina y riboflavina. Es resistente en alimentos ácidos, bebidas frías o calientes y cuando lo calienta conserva su sabor y poder de endulzar, pero no debería hervir las hojas para no cambiar su sabor. También puede sacar de las hojas una esencia transparente. Puede sustituir el azúcar u otros edulcorantes en chicles, pasta dental etc. Sobre todo los niños, que les encanta el "dulce" podrían comerlo sin problema. Después de preparar una infusión puede usar la hierba aplicándola en la piel o como compresas para los ojos cerrados teniendo un efecto estirante. Incluso en psoriasis o eczemas habían conseguido éxitos. Pero ¿por qué no se habla de la stevia o no hay nada escrito? La burocracia de las organizaciones nacionales e internacionales SCF y FDA (Agencia de Alimentos y Medicamentos) decidió que la stevia no tiene nada que ver con azúcar y sus aditivos, por lo que muchos tomaron el camino con menos resistencia y renunciaron su comercialización. Poco a poco aflojan los bloqueos y empiezan a hablar de nuevo de esta planta. Ahora hay que superar la próxima dificultad, la industria de azúcar. En Francia pronunciaron en 2010 por decreto la autorización temporal para los edulcorantes de stevia. Entretanto se vende esencias de stevia en forma de pastillas y polvo. Es 300 veces más dulce que azúcar y no tiene calorías. ¡Pruébala!

Apliación: Echar agua hervida sobre una cucharita de té de hojas de stavia, después de 30 segundos está listo. Puede quitar las hojas o dejarlas en la taza.

Dosis

Como sumplemento para el té: según gusto

Imprimir