Ir al menú
Ir al contenido

CÚRCUMA
Curcuma longa

Indicaciones

(demostrado en estudios clínicos) dolores dispépticos, flatulencia, problemas de estómago debido a los ácidos, estimular la digestión, sensación de pesadez, gases. Indicaciones tradicionales: problemas de estómago, dolores, enfermedades inflamatorias como artritis, menstruación que no viene o dolorosa, diarrea, epilepsia, enfermedades de la piel, esclerosis múltiple... Aplicación en la medicina tradicional: asma, contusiones, tos, epilepsia, hemorroides, picaduras de insectos, ictericia, cálculos renales, producción escasa de leche...

Descripción

Composición :
100% Curcuma longa rhizoma

Parte utilizada :
Raíz

La cúrcuma (Curcuma longa) pertenece al género de las zingiberáceas (Zingiberaceae) y es una planta aromática importante. Existen unas 80 especies, la mayoría de ellas proceden de las regiones tropicales del sur y sureste asiático hasta Australia. En los trópicos muchas veces la cultivan. La cúrcuma es una planta herbácea plurianual. Crea rizomas ramificadas, carnosas y aromáticas. La rizoma parece mucho a la del jengibre, pero tiene una carne amarilla intensa, que se usa fresca y secada como especia y colorante. La cúrcuma alcanza un metro de altura; antes de la formación de hojas crecen muchas veces directamente de la rizoma en los pseudobrotes o en los brotes seperados unas inflorescencias de 12 a 20 centímetros de largo con puntas muchas veces de color diferente. La raíz contiene hasta un cinco por ciento de aceites esenciales típicas para ella y hasta un tres por ciento de curcumina que es responsable del color amarillo. La raíz fresca sabe a resina y quema ligeramente; seca es de sabor sabroso suave y un poco amargo – pero la usan sobre todo molida. Por su color es un componente del polvo de curry. En la medicina tradicional de Indonesia usan la cúrcuma como componente principal de Jamu, los remedios tradicionales indonesios para muchas enfermedades, para fortalecer en general el sistema inmunitario y para prevenir infecciones o enfermedades de las vías respiratorias. Su inclusión como Rhizoma Curcumae en la farmacopea en el quinto suplemento como remedio natural tuvo lugar en Alemania en el año 1930. La cúrcuma (Curcuma longa), es bueno para presiones y dolores en la región del epigastrio, para acidez de estómago, sensación de pesadez o gases provocados por una digestión alterada de grasas. Los curcuminoides estimulan tanto la produccion de la bilis que después de una segregación más alta puede proporiconar una mejor digestión de las grasas. De esta manera disminuye la sensación de opresión y pesadez después de comidas "pesadas". Los aceites esenciales tienen un efecto relajante y antiespasmódico para la musculatura del estómago y del intestino; meteorismo o indisposiciones desaparecen. La cúrcuma estimula la producción del jugo gástrico. En las monografías de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan también el uso de la cúrcuma para reuma. Bloquea el ácido araquidónico surtiendo así un efecto antiinflamatorio. Cuando sufre de enfermedades autoninmunes (entre otros esclerosis múltiple, reuma y otras) recomiendan una alimentación baja en ácidos araquidónicos.

En la medicina tradicional ayurvedica de la India es una de las especias "calientes" con efecto depurativo y que proporciona energía. La curcumina detiene la síntesis de las prostaglandinas que provocan inflamaciones. En un estudio de comparación aviguaron en pacientes con reuma que tuvieron que tomar curcumina o fenilbutazona (un medicamento usado muchas veces para el reuma), que las hinchazones de las articulaciones y de la rigidez de la mañana de las articulaciones mejoró en las personas que tomaron curcumina. Clasifican la cúrcuma además como un antioxidante junto por ejemplo a la vitamina E o C. Siendo un antioxidante natural impide la alterabilidad de los alimentos provocados por microorganismos. La especia es también un antoxidante en el cuerpo, neutraliza los radicales libres (moléculas de oxígeno agresivas) y de esta manera es eficaz contra efermedades crónicas como la cardiopatía coronaria. Creen que hay menos enfermos de Alzheimer en la India por la misma razón: ahí consumen casi diariamente la cúrcuma como especia.

Además: la curcumina no tiene ningún efecto secundario. No obeservaron consecuencias negativas incluso en grandes dosificaciones como 8-10 gramos al día (corresponde a 200 gramos de la raíz de cúrcuma), confirmado también por el uso intenso de la especia y el uso durante miles de años en la India. Científicos americanos investigaron si la curcumina puede provocar la muerte de células mutadas en las células de tumores de la piel (cabeza/nuca). Por el momento consigiueron resultados positivos. Los americanos recomiendan investigaciones posteriores para poder desarrollar a lo mejor un remedio muy eficaz para la prevención de la melonoma. La curcumina tiene un efecto muy diurético, antiinflamatorio, antioxidatvio, antimicrobiano, antimutágeno y anticancerígeno. Las pruebas farmacológicas al respecto son muy prometedoras. Estas abren nuevas posibilidades de terapia y prevenciones de la salud para diferentes enfermedades de la civilización. La cúrcuma fomenta la creación del ácido biliar y aumenta la evacuación de la vesícula biliar. Además regula la creación de colesterol y baja, mejor dicho normaliza el nivel de colesterol, para prevenir arteriosclerosis, hipertensión arterial, ataque de apoplejía e infarto de miocardio. La cúrcuma pertenece a la clase de las antioxidantes como por ejemplo la vitamina E, carotina o vitamina C y neutraliza los radicales libres en el cuerpo. Esto es la razón del uso en la medicina antiedad contra el envejecimiento de la piel. La formación de inflamaciones crónicas, artritis reumatoide, reuma, catarata, alzheimer, afección cardíaca coronaria o enfermedades del hígado o afecciones renales y también de cáncer se basan en parte (como el envejecimiento de piel) en la perjudicación permanente por los radicales libres. Un captador fuerte de radicales como la curcumina puede también ser bueno contra los síntomas de vejez e inluso contra el cáncer y la formación de metástasis. Cuando toma cúrcuma no hay efectos secundarios.

Contenido: 25% de zingibereno, 3-5% de aceites esenciales, principalmente sesquiterpenos (60% que contiene entre otros ar-turmerona, alpha-, beta-turmerona, atlantona), curcumol y pequeñas cantidades de alpha-phellandren, sabineno, cieneol, borneol, curcuminoides, entre otros 3-5% de curcumina (se usa curcumina como aditivo de los alimentos bajo el nº E 100 como colorante de alimentos).

Dosis

3x al día 2 cápsulas - aplicación de larga duración: 3x al día 1 cápsula
500 mg cápsula

Imprimir