Ir al menú
Ir al contenido

CASTAÑO DE INDIAS
Aesculus hippocastanum

Indicaciones

Varices, flebitis, hemorroides, calambre en la pantorilla, trastorno circulatorio venoso, cuperosis, conmoción cerebral, trombosis, edemas por hemostasia, diarrea, enteritis...

Descripción

Composición :
Cápsula, 100% Aesculus hippocastanum

Parte utilizada :
Semillas marrones

El castaño de Indias (Aesculus hippocastanum), orginario de los Balcanes, cultivado y extendido en Europa Cetnral, pertenece al género Aesculus. Es un árbol perenne, con crecimiento rápido que alcanza unos 30 metros de altura con un diámetro de tronco de hasta 4,5 metros. Hay ejemplares de más de 2000 años. No se puede imaginar los parques o restaurantes sin ellos. A los niños les encanta recojer las semillas del fruto verde. Se usan las semillas marrones y en parte también las flores para la curación. Hay que tratar las semillas de manera especial para sacar el contenido que estimula la circulación. Contienen esculina, rutina, quercetina, flavonoides, saponósidos triterpénicos, adenosina y sustancias amargas. Estas sustancias activas fomentan la circulación sanguinea, fortalecen las venas y reducen sus permeabilidad, alivian edemas provocadas por la hemostasia, deshidratan el tejido, pueden disminuir hinchazones, tienen efecto antiinflamatorio y hemostático. Fortalecen además el tono de las paredes de las venas. La presión oncótica aumentada dentro de los capilares provoca una absorbción del edema perivascular. Es bueno en combinación con hamamelis (fortalece las paredes de las venas) y con levadura de cerveza por sus complejos de vitamina B. No se puede evitar un primero empeoramiento, sobre todo de los dolores lo que indica una curación. Hay que bajar la dosis cuando tiene dolores fuertes. El castaño de Indias no es apto para la preparación de infusiones.

Dosis

3-6 cápsulas al día con agua
220 mg/cápsula

Imprimir